Jueves, 31 de diciembre de 2009
¡¡¡Bueeno, bueeeno, bueeeeno...!!! Ha pasado algo que...

El otro día, estaba hablando con Gurbi y le dije que la quería. Me dijo que le había sorprendido, que estaba boquiabierta y flipando, que por qué se lo decía ahora, que no sabía qué decir... y... algunas preguntas sin sentido xDD fruto, supongo, del subidón del momento. A raíz de ahí (y después de estar toda la noche tirándome indirectas demasiado evidentes), me dijo que es bisexual.

O.O

Bisexual...

Vale. Sospechas OK, radar OK, todo OK. La verdad es que no me sorprendió la noticia en sí, pero reconozco que no me esperaba que me lo "confesara" en ese momento. Me comentó que no sabía si hacía bien contándomelo, no fuera que yo "malinterpretara algo"... supongo que se refería a que no quiere que piense que, por el hecho de ser bisexual (concretamente, porque le gusten -también- las chicas, digo yo), vamos a tener algo más o puedo tener esperanzas respecto a ella. Pero, claro, ¿no sabe si decírmelo y me lo dice justo después de decirle que la quiero? Pues... no sé, a lo mejor es un poco incoherente jeje pero, vaya, que es el momento que ella eligió para hacerlo, o sea, que es el momento perfecto =)

Me repitió que me ve como una amiga, que me quiere mucho pero... amigas. Yo no puedo hacer más que acatar sus decisiones, intentar asimilarlas y hacerme a la idea de que nunca estará conmigo. Sin embargo, al preguntarle concretamente sobre esto (sobre si "algún día..."), su respuesta fue que nunca digas nunca; vamos, que nunca se sabe... que me dice lo de ser amigas pero luego no me dice del todo que no. Podría decirme directa y claramente que no, pero no lo hace... es como si estuviera dejando un final abierto :S

Le he pedido alguna vez que no me diga ciertas palabritas (apelativos cariñosos que me dedica), porque "...". ¿Qué ha hecho ella? Decírmelas más. Pues nada, así estaremos. Se ve que le mola el juego... Hemos hablado por teléfono también (ains qué voz... y qué mona es). Como leí por ahí hace unos días: Lo más cruel que uno puede hacer a otro, y viceversa, es dejar que se enamore cuando no se tiene la intención de corresponderle. Y yo, sinceramente, no la veo mala persona...

¿Todo sigue igual? Bien, yo diría que no, que está incluso mejor. Hablamos de estas cosillas... de chicos, de chicas... me ha invitado a salir con ella a sitios de ambiente (¿?) pero le he dicho que no :S A mí se me hace raro estar así, porque no estoy acostumbrada, porque pff me resulta extraño que alguien sepa esta parte de mí. Además, ahora suelta algunas palabras o frases que yo me quedo... ¡que alucino con ella!, vamos.

He estado de bajón estos días (días, semanas... demasiadas ya), y ella ha intentado animarme. Se lo agradezco muchísimo, pero es tan difícil todo... :_( Me gustaría estar bien por el único motivo de que no se sienta culpable, pero es que... no puedo; sinceramente, ahora mismo, me parece imposible.

Y así estamos. La semana que viene vamos a vernos ^^ solas ^^ No sé si saldrá el tema... aunque, evidentemente, saldrá si ella o yo lo sacamos xD La verdad es que deberíamos hablar frente a frente sobre esto, ¡joder!, que no nos vamos a enrollar pero tampoco nos vamos a liar a hostias jaja, tengo ganas de mirarle a los ojos y de saber cómo reacciona cuando hablamos de según qué cosas. No obstante, no creo que hablemos de nada relacionado con eso (aunque las dos estaremos con la mosca detrás de la oreja, eso seguro).

Ya veremos qué pasa.

El año que viene, ¡más!

Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 12:45
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 25 de diciembre de 2009
Hola, Curruca73, la verdad es que es un jaleo que las palabras y los hechos sean contradictorios (qué decirte que no sepas). Supongo que olvidar del todo es prácticamente imposible, lo único que puede pasar es que aprendas a recordar de otra manera. ¡Mucho ánimo!

Pelusa85, hola de nuevo. Jaja ¡muy bueno el comentario! Lo del beso ni me lo planteo... xDDDDD A veces, pienso que lo hace para que yo no me sienta mal, pero... entre un extremo y otro, hay términos intermedios; entiendo que es difícil quedarse en el punto justo, pero todo esto me va a volver loca, no sé cómo cogerlo. El miedo a la novedad... lo entiendo, sí; supongo que, aunque estuviésemos en lo cierto -como tú dices-, ella se lo negaría a sí misma (y eso explicaría por qué no me lo cuenta ni siquiera a mí, que le he contado lo que me ocurre con ella). Ais, qué difícil es todo... Muchas gracias ^^


Esta semana, muchos compañeros hemos puesto un punto -casi final- a una importante etapa de nuestras vidas. Hace tiempo, hablé aquí del miedo que sentía al pensar en que llegaría este momento y, probablemente, se extinguiría la relación entre Gurbi y yo. Pues bien: han pasado muchas cosas desde entonces, y nos hemos casi prometido que siempre estaremos en contacto, que no dejaremos de hablar, que siempre estaremos bien, etc. No sabéis cuánto me tranquiliza saber todo esto.

Lo bueno es que, por ahora, habrá una SEGUNDA PARTE (estaremos juntas unos añitos más)... Perfecto, porque parece más fácil perder el contacto con alguien que conoces de menos tiempo, ¿no? Aunque espero que cumpla su palabra: confío en ella ^^

Esta última semana, también hemos estado muy cerca, hemos estado juntas mucho tiempo, hemos hablado de más temas (por ejemplo, de nuestras familias, que parecía siempre un tema tabú entre nosotras), me ha dicho que confía en mí, etc. En general, todo estupendo.

Ayer, no nos vimos. Supongo que estaremos así varios días (hasta que empecemos con los exámenes), aunque también podemos quedar... Hace unos días, le dije que en la próxima vida la seguiré esperando y seguiré queriendo estar con ella...  resumiendo, le pedí que estuviese conmigo en la próxima vida... y su respuesta fue positiva: me dijo que ; ¿cómo se come eso? Prometo que seré feliz ^^ También me dijo, entre risas, que no puede conmigo, que tendremos que hablar seriamente... ^^ mmm cómo me mola que me diga eso jajajajaja ^^

No sé cuántas veces le he dicho que es perfecta, ni cuántas me ha dicho que tengo mal gusto... ni cuántas le he dicho que tengo el mejor gusto que se puede tener... Incluso, le he soltado algún comentario sobre esto en persona (en plena clase, vamos jaja) y me gustan los ojillos que se le ponen *_* yo creo que le gusta... ¡Qué mona es esta niña! =) El otro día, me dijo que ella también tiene mal gusto; ¿es una forma de decir que es consciente de que el hijodeputadesunovio no le conviene?, porque es lo único que se deduce teniendo en cuenta la conversación y el sentido que le damos a nuestras palabras... Ojalá pudiera saber qué piensa en realidad... =(

Sigo regalándole los oídos, teniendo detallitos con ella ^^ ella se sigue dejando... sigue abalanzándose sobre mí y provocando, tocando en partes que... mejor no debería tocar jajajajaja... y ella está cariñosa conmigo también, así que todo está muy chulo entre las dos ^^

Hemos hablado bastante por el MSN, por teléfono, nos hemos esperado hasta bastante tarde la una a la otra, nos hemos mandado SMS ya bien entrada la noche... ¡¿qué más se puede pedir?! Parece que ahora está la balanza, incluso, más equilibrada. Ayer, estuvimos toda la noche mandándonos mensajitos. Para mí, la noche del 24 de diciembre es exactamente igual que la del 24 de octubre -por decir una-: una noche más... especial, justo igual de especial que cualquier otra; pero supongo que para ella sí es especial. La cuestión es: ¿por qué, en una noche como esa, se dedica a intercambiar SMS conmigo? ¿Por qué, por qué, por qué? Encima, infinitamente cariñosa...

Si alguien entiende algo o tiene alguna teoría sobre esto... que me lo explique, por favor, que yo no acabo de entenderlo; esto es un caos.

Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 19:41
Comentarios (0)  | Enviar
S?bado, 19 de diciembre de 2009
Hola, Pelusa85 ^^ Supongo que lo raro sería que sintiera algo por mí... Lo de que tenga miedo lo he pensado -cómo no-, pero no sé por qué motivo iba a tener miedo de mí o conmigo... prácticamente, lo tengo descartado (aunque el miedo podría ser respecto al resto de la gente, quién sabe). Creo que es momento de esperar, de dejar que todo fluya con naturalidad y... lo que tenga que ser, será. Muchísimas gracias por el comentario =)

Hola, Leia ^^ ¡Gracias por lo de valiente! El comentario va en la misma tónica que el anterior y tú también tienes razón. Ahora que las dos sabemos que lo sabemos, lo más sensato sería poner un poco de cabeza en el asunto. Yo entiendo que la mejor forma de hacer que no me sienta mal es conseguir que todo sea como antes de que hablásemos del tema... pero -como diría Rojas- "no ha dejado de doler" y no va a dejar de doler... Pienso que no puedo pedirle nada, demasiado bien se está portando; aunque es cierto -lo he estado meditando- que no puedo estar siempre en ese plan de "que haga lo que quiera, no le puedo pedir nada porque estoy en inferioridad de condiciones y le debo una, blablabla", porque eso no es una amistad de igual a igual (claro que, en realidad, no lo es y no lo será porque "oficialmente" no sentimos lo mismo). No puedo estar toda la vida agradeciéndole este favor a cambio de que ella me haga daño. Como dices, los actos (y sus ojos) dicen una cosa y las palabras otra... pfff no sé, esto es un lío =( En fin, ya veremos qué pasa al final. Muchísimas gracias por entrar y escribir, ¡un beso!

Hola, Curruca73 ^^ ¡Gracias también! Creo que realmente el problema es que el resultado sí ha sido el esperado jaja pero bueno, de todo se aprende, como tú dices. Muchas gracias por todo, ¡espero el correo!

Hola, Casandra ^^ ¡Si es que mola que venga gente nueva! Mil gracias a ti también. Últimamente, no tengo ni ganas ni tiempo de escribir, pero lo iré haciendo poco a poco, que es cierto que ayuda. ¡Un abrazo!



La verdad es que contar la situación de los últimos días es repetirme, porque sigue todo igual: caricias, bromas, sonrisas, miradas... Realmente, no ha cambiado nada, sólo que ahora los comentarios jocosos (por llamarlos de alguna manera) los hacemos también en persona, y que nos hemos juntado incluso más que antes. No sé cómo valorarlo, la verdad.

En algún momento, me ha dicho que le gusta hacer tal o cual cosa sólo conmigo (por ejemplo, provocarme). Entiendo que cuando hablamos lo hacemos en un tono de broma, cachondeo, etc. (o sea, que no sé si lo dice en serio o no), pero ese tipo de comentarios... arggg... creo que no debería hacerlos tan a la ligera; más que nada, porque siempre voy a estar con la "duda" de si sentirá realmente algo o no, de qué es lo que quiere en realidad (como dicen Pelusa85 y Leia).

La situación es graciosa porque nadie sabe nada (puede que lo imaginen, pero ni Gurbi -o eso dice- ni yo hemos dicho nada a nadie). Voy a utilizar una palabra que jamás he utilizado, pero la ocasión lo merece: también es una situación morbosa... jajaja ¿por qué?, pues porque... que me haga lo que me hace -cuando ya sé a ciencia cierta que sabe lo que me pasa con ella-... qué calor uff xDDDDD

En fin, sigo esperando... y seguiré escribiendo... Como dice Xhelazz en Escritura: "Mi psicólogo mide 12 cm y duerme en un estuche. Terapias de papel y tinta... si la vida es pasajera; mis palabras, infinitas".

Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 12:10
Comentarios (2)  | Enviar
Martes, 08 de diciembre de 2009

Bienvenida, Pelusa85. Es curioso: estos días me he estado planteando eliminar el blog, y resulta que todavía hay gente nueva que llega y se engancha... Así que, gracias, de verdad.


Nunca se me había pasado por la cabeza que llegaría el momento de escribir un artículo con este título... pero sí, es el momento.

En una de las innumerables conversaciones con Gurbi por el MSN, me soltó algo así como "creo que estás idealizando a una persona que en realidad no conoces", después de que yo le dijera que me había rendido con ella. Evidentemente, no se lo negué.

Nunca he tenido claro si debía decírselo o no, pero siempre he estado segura de que jamás se lo negaría si me lo preguntase: puedo omitir, pero mentir no.

Me preguntó qué creía yo y le respondí que no lo sabía.

Ya estaba hecho. Con escasos monosílabos le estaba confesando que sentía algo especial por ella.

Antes de darme cuenta, ya me estaba diciendo que esto no cambiaría nada, que ella quería que todo siguiera siendo igual, que no pasa nada, que quiere que seamos amigas y que confíe en ella, que la tengo para cualquier cosa que necesite...

La verdad es que, antes de esa conversación, llevaba unos días proponiéndome quedar para tomar algo, pero siempre -entre una cosa y otra- le decía que no. Después de la conversación, me ha dicho varias veces de ir a cenar pero, como comprenderéis, como que no.

Esa conversación fue más o menos larga, pero yo temía el encuentro cara a cara... porque no sabía cómo se iba a comportar ella, ni cómo reaccionaría yo. Llegó el día: recuerdo que ella estaba sola en el pasillo y yo llegué con mi grupito, me puse detrás y no la miré. Entramos a clase y evité su mirada todo el tiempo; sólo la miré en un momento, simplemente, por ver si su mirada transmitía algo (suerte que no coincidimos mirándonos al mismo tiempo), pero no saqué nada en claro.

La clase fue un poco extraña... salió el tema del amor (era el mejor día para hablar de eso, sin duda) en la última asignatura -y con el último profesor- en la que hubiera imaginado que se podía hablar de amor.

Al terminar la clase, salí y me puse a mirar al infinito. De repente, noto que alguien se acerca. Era ella. Se puso a mi lado, rozando mi brazo y sonrió.

GURBI: ¿Qué? -con esa mirada pícara que sólo me pone a mí-
YO: ... Aquí...

Hubo un silencio (para mí incómodo, sólo pude tragar saliva), me aparté un poco y ella se volvió a acercar y a pegar su brazo al mío.

GURBI: ¿Qué pasa? -decía amable-

Yo no la miraba a ella, pero la tenía al lado y sabía que me estaba mirando.

YO: ... -sonreí- Nada...
GURBI: -sonrió- No dices nada, ¿no? Qué raro...
YO: Ya... me mantengo.

Entonces, nos miramos a los ojos, por primera vez después de hablar algo más abiertamente del tema. Nos reímos. Empezaron a venir los compañeros y cambiamos la posición. Volví a alejarme y ella volvió a acercarse, poniendo una de sus manos en uno de mis hombros.

Reconozco que fue un día, a pesar de todo, maravilloso. Estuvo supercariñosa conmigo. Me cogió por los hombros, me cogió de las manos, me acarició la espalda, me abrazó, me acarició el cuello, me habló bajito... No tengo derecho a quejarme.

El resto de la semana ha ido en la misma tónica: miradas infinitas, caricias en cualquier sitio y parte del cuerpo, palabras agradables... Todavía no me lo creo.

También hemos vuelto a hablar por el MSN. Hemos tenido alguna conversación bastante larga en la que, inevitablemente, ha salido "el tema", antes o después.

Me ha repetido que por su parte la voy a tener siempre; que me quiere muchísimo (pero de forma diferente a como la quiero yo, claro); que necesita verme, hablar y reír conmigo, saber cómo estoy; que se acordará siempre de mí; que quiere que tengamos confianza; que no quiere hacerme daño, que no se lo perdonaría nunca...

Le he llegado a preguntar si algún día pensará diferente... pero me ha dicho que no quiere que piense "en algo que no llegará" porque eso supone hacerme daño. Le dije que no se preocupara, que ella no tiene culpa de nada y que si alguien se hace daño soy yo a mí misma, que en unos años se me pasará.

La noté tímida cuando me decía que hago que la universidad sea mejor y que me echa de menos, que cualquier cosa que salga de mí le vale... No sé cómo tomarme todo esto. Yo me he abierto a ella y ella se está abriendo conmigo, aunque a niveles diferentes (porque, claro, no sentimos lo mismo). Al menos, sirve para que me diga estas cositas bonitas.

Al día siguiente, sacó el tema (me sorprendió que se acordara) y me dijo que si, después de esos años, la querría... como amiga (sigue siendo igual de mona). Le respondí que no lo sabía; le transmití la idea de que es muy difícil ver como amiga a alguien que en algún momento ha sido mucho más, pero le dije que la querría siempre. Me dijo que le tranquilizaba saberlo...

Después de todo esto, me pidió que le deje demostrarme que vale mucho más como amiga que como pareja y me dijo que ahora iba a estar más encima de mí. Por mí, perfecto; pero... ahora me manda mensajitos de buenas noches y de buenos días. Creo que así, lejos de verla como una amiga más, lo único que voy a conseguir es enamorarme de ella como una burra.

Deseo estar con ella, mimarla y quererla más que ninguna otra cosa... pero ya me ha dicho que no y no quiero perjudicarle en absolutamente nada. Intentaré verla como una amiga, sin más; lo voy a hacer por ella, porque se merece lo mejor (dice que no me merecería aunque pudiera, porque soy muy buena)... aunque "lo mejor" para ella no pueda ser yo.

Lo único que me apetece es que, un día de estos, me coja y me diga que está sintiendo algo parecido a lo que siento yo... Pero creo que eso nunca pasará. Hace tiempo que lo sabe y hace tiempo que sé que lo sabe (lo hemos hablado), y ella nunca cambió su actitud conmigo (a pesar de los altibajos). Quiero decir: me ha demostrado que puedo confiar en ella, que vale mucho más de lo que ya suponía (que no es poco)...

Supongo que, en algún momento, nos sentaremos a hablar de esto tranquilamente, cara a cara... y podremos hablar sin tapujos de lo que está pasando entre las dos. La situación en sí es (o debería ser) un poco incómoda, pero ella me lo está poniendo muy fácil: está convirtiendo un camino de espinas en un camino de rosas... y sé que jamás podré agradecérselo como se merece.

No sé qué hacer, no me apetece conocer a nadie (como ella dice), ni dejar de quererla (como yo digo)... pero parece que lo mejor para las dos es que "se me pase" y que pueda verla como si esto nunca hubiera pasado.

Ahora sé, más que nunca, que siempre la querré y que siempre será lo mejor de mi vida...


Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 11:31
Comentarios (4)  | Enviar
Lunes, 07 de diciembre de 2009

Hola a todos. Estoy un poco pillada por el tiempo y he tenido graves problemas con el ordenador, lo que me ha llevado a descuidar estos últimos días el blog.

Actualizo para tranquilizar a Curruca73. Estoy... más o menos, estoy. Me alegra que te esté yendo bien, mejor de lo que pensabas hace un tiempo. De los errores se aprende, y ahora es tiempo de aprender... Muchísimas gracias por todo.

Y a Halrrik, ¡cuánto tiempo! Actualizaré los enlaces y añadiré el otro tuyo (acabo de entrar). Nada, que no te preocupes. El tiempo es limitado y no da para todo. Un beso.

Voy a ponerme a redactar el próximo artículo (a ver si lo tengo para mañana).
Os aseguro que no os vais a quedar indiferentes...


Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 12:13
Comentarios (1)  | Enviar
 
Creative Commons License
Mi alma escrita by EstherM1A9P8P9 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.