Mi?rcoles, 31 de marzo de 2010

Hola, MissCaos, ¡gracias por pasarte! La verdad es que ya dudo de que esta gente tenga corazón. ¿¿De qué van?? En cuanto al cambio de sentimientos... pues sí: es alucinante, sólo te digo que me he puesto a escribir hoy impulsada por la rabia y el odio que se avecina... Un beso, suerte y gracias por el consejo (siento no estar simpática hoy, pero es que me está saliendo humo de la cabeza).


No sabría cómo describir mi desgraciado estado de ánimo en este momento: el debate interno enfrenta las ganas de matar a Gurbi y compañía con las ganas de matarme a mí misma (asesinato vs. suicidio).

El otro día, me dio por ahí y le mandé un mensaje al móvil... y me contestó al rato, pero bueno, que me siento cabreada igualmente. Después de eso, hemos hablado por el MSN dos veces: la primera, pasé de ella antes de que ella pasara de mí... y me fui; la segunda ha sido hoy... y ha intentado ponerme celosa o no sé qué (para eso, prefiero las cuatro frases que nos estábamos dedicando últimamente y punto).

Pues nada, que le den... porque ya paso de ella y estoy a puntito de odiarla. Si esto va a seguir así, no la quiero en mi vida. Me gustaba el ángel que me hacía feliz, y no el diablo que me amarga la existencia.

Hace unos meses, escribí contenta que la historia de Gurbi y yo tendría una segunda parte (https://estherenalma.blogcindario.com/2009/12/00323-to-be-continued.html). Pues bien, he decidido que ya no: paso olímpicamente de intentar pasar más tiempo con ella. Supongo que, cuando le comunique la noticia, intentará dejarme mal con algún comentario que denote indiferencia... pero, como digo, me da igual... porque más daño del que me está haciendo no va a poder hacerme ya.

Buscando información sobre el suicidio, he ido a parar a una página en la que se mencionaban síntomas de la depresión y uno de ellos era la irritabilidad (enfadarse con facilidad por pequeñas cosas que antes no molestaban). ¿Será esa la respuesta a lo que me está pasando?

Qué asco de vida, por dios, y qué ganas de acabar con todo esto de una vez.


Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 19:41
Comentarios (0)  | Enviar
S?bado, 27 de marzo de 2010
No sé qué hacer con mi vida, así de claro lo digo.

Esta semana, Gurbi y yo hemos vuelto a hablar por el MSN (aunque no más de 2 ó 3 veces). Las conversaciones, en general, son de lo más insulsas que podáis imaginar, del tipo:

-Hola.
-Hola.
-¿Qué tal?
-Bien. ¿Y tú?
-Bien.
-Me alegro.
-Ya.
-Bueno, tengo que irme.
-Vale, adiós.
-Adiós.

Pero no creáis que por fin la balanza se ha decantado: también ha habido momentos de tonteo y provocación. Sigo sintiéndome un maldito cero a la izquierda en su vida. Esta semana ha sido muy complicada (temas de salud en la familia) y la he necesitado pero ella no ha estado ahí; tampoco le he pedido que esté, pero no ha estado ahí.

A ratos me apetece ponerme en contacto con ella (sea como sea) y decirle que la quiero, que me perdone (no sé por qué, porque no he hecho nada malo), que siento cómo estamos ahora, que la necesito, que echo de menos abrazarla, que no puedo seguir sin ella.

A ratos me apetece pasar de ella, confesarle que si lo que quería era hacerme daño ya lo ha conseguido, echarle en cara todas sus mentiras, decirle que soy capaz de vivir sin saber nada de ella y que tiro la toalla con esta maldita historia que en realidad no significa nada.

Y lo peor es que no sé con cuál de las dos versiones me quedo. Total, nunca seremos nada... y ya parece que jamás lo hemos sido.

Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 12:31
Comentarios (1)  | Enviar
Jueves, 25 de marzo de 2010
Gracias, Curruca73, una vez más ^^ Yo tampoco sé cómo lo/la aguanto... Supongo que no me quiere tanto como dice, o que la vida es apta sólo para valientes. ¡Un beso!


¿Cómo le explico que la duración de los días es directamente proporcional al tiempo que no comparte conmigo?
¿Cómo le explico que me muero por saber a qué saben sus labios?
¿Cómo le explico que, cada vez que veo un sofá, la imagino ahí sentada y me dan ganas de besarla?
¿Cómo le explico que me encantó acariciarle los dedos uno a uno?
¿Cómo le explico que sus ojos son el abismo más emocionante?
¿Cómo le explico que es ella lo que da sentido a cada línea que escribo?
¿Cómo le explico que esto parece acabarse?

Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 18:51
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 21 de marzo de 2010

¡Gracias, Halrrik! Qué cosas más bonitas dices, aiss =)

He visto en la entrada https://estherenalma.blogcindario.com/2007/08/00024-yo-se-que-la-gente-piensa.html dos comentarios y, de verdad, gracias por la información (sobre todo a MaKeY). Desconocía a quién pertenece la autoría de esa letra, pero la canción -tal cual- sí es la que Alejandro Sanz canta en conciertos =)


No sé nada de Gurbi desde hace una semana. No es que discutiéramos, pero volvió a mosquearme... y decidí desaparecer. Seguidamente, recibí un correo suyo (como respuesta a uno que le envié hace siglos) y aún no le he enviado mi contestación (no sé si lo haré: quiero hablarlo con MADMSN). En ese correo, entre muchas otras cosas, me ha dicho que me quiere, que podría haberse enamorado de mí (y algunas cosas más de ese tipo)... pero también me dice que sólo quiere una amistad. Mi duda es: ¿con qué me tengo que quedar?

En serio, ¿vosotros podéis enamoraros de un amigo o de una amiga sin más?, porque yo no... ¿Se supone que después de hablar de "enamorarse" (que es una palabra... fuerte) tengo que suponer que es cierto que sólo me quiere como amiga? ¿Quiere que pase del tema o quiere que me deje la vida luchando por ella? Yo no la entiendo, de verdad.


Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 11:33
Comentarios (1)  | Enviar
Domingo, 14 de marzo de 2010
Halrrik, gracias, amigo ^^ La duda es si el telón caerá escondiendo un final triste o un final feliz...

Pelusa85 jajajaja, ¿así que te llevaste un beso? ¡Muy bien! xD He estado pensando y... no sé, no sé cómo paré... ni cómo paró... aunque tampoco sé si había algo que parar. Supongo que, si ella reconociera definitivamente lo que siente, surgiría algo imparable... Muchas gracias por tu comentario, ¡me ha gustado mucho!

Curruca73, ¡muchísimas gracias! Increíble cómo suceden las cosas... Veremos qué tal. ¡Un besazo!

Un Invitado (más bien, invitada) ha dejado un comentario en un antiguo artículo (https://estherenalma.blogcindario.com/2007/02/00005-me-quiero-morir.html) y me gustaría darle ánimos. Seguro que hay muchas personas que te tenderían una mano; empiezo por mí misma: si necesitas hablar, escríbeme... Y anímate, sé que parece imposible, pero puedes animarte =)


Nueva ración de amor / desamor / amor correspondido pero imposible / amor posible pero no correspondido / o lo que sea. Gurbi y yo hemos pasado de estar hablando... a cogernos de la mano y callar en seco. Gurbi y yo hemos pasado de abrazarnos unos segundos... a abrazarnos unos minutos en silencio... a abrazarnos unos minutos susurrándonos cualquier cosa y con caricias... a abrazarnos y reír al mismo tiempo. Y la única palabra que se me viene a la cabeza después de escribir esto es... "bonito".

Me gusta cuando me dice "tonta", como escondiendo un "sabes que te quiero, pero no te imaginas hasta qué punto... y no podría estar sin ti, porque te necesito demasiado como para hacerlo"... Y cada vez que nos abrazamos es como pasar una página y dejar atrás las discusiones, es como limpiarnos de rabia, es como si nos dijéramos "no vale la pena; lo que quiero de ti no es discutir, es sentirte cerca".

Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 13:57
Comentarios (1)  | Enviar
Viernes, 05 de marzo de 2010
Antes que nada, os informo: quien necesite ponerse en contacto conmigo y no se conforme (xD) con los comentarios ni con los privados (o no tenga cuenta en miarroba), tiene a su disposición un correo electrónico (que podéis ver en la parte derecha de este blog).


Con Gurbi, las cosas parecen estar un poco chungas... aunque, ahora mismo, no sé ni cómo están. Os cuento:

1. Al final, opté por decirle (vía Internet) que nos vendría bien estar un tiempo sin hablar si la única alternativa a eso era pelearnos. No se lo tomó nada bien... y, la siguiente vez que nos vimos, tenía los ojos hinchados y enrojecidos (después, me dijo que se había pasado horas llorando)... y le pedí hablar con ella... y aceptó.

2. Estuvimos hablando las dos, solas, horas y horas... aunque creo que la mitad del tiempo estuvimos en silencio... Me dijo que, si eso era lo que yo quería, ella no podía hacer nada... aparte de "joderse" (según sus propias palabras). Me sorprende que le moleste no hablar conmigo, puesto que pensaba que sería más bien un premio. Yo le aclaré (por enésima vez) que no era lo que yo quería, ni lo que yo había decidido; mi decisión no era otra que dejar de discutir, y distanciarnos sólo era una manera de evitarlo.

De repente, le hice reír... y me encantó verla así =) y me di cuenta de que dejar de hablar era una auténtica tortura... que necesitaba ver esa sonrisa para sentirme bien... que la necesitaba demasiado como para pactar un alejamiento. A partir de ahí, lo pasamos bien, nos reímos, nos contamos cosas, me hizo cosquillas... provocación, tonteo, miradas... lo que viene siendo volver al juego... :S

Cuando estoy con ella, sobre todo si estamos solas, me cuesta muchísimo irme xD pero... cuando ya me iba definitivamente (porque era tarde), me dijo que le había contado a su amiga (esa con la que me llevaba tan bien) lo que estaba pasando...

Sinceramente, no recuerdo cómo me lo dijo, me quedé totalmente alucinada. Tanto pedirme que confíe en ella, tanto asegurarme que no se lo diría a nadie... y resulta que se lo cuenta... Sólo recuerdo que sentí rabia por haber confiado en ella, que sentí más dolor que enfado, que me sentía un puto juguete roto... que había jugado conmigo, con la verdad, con los sentimientos al fin y al cabo, ¿no? Le pregunté si era cierto y me dijo que sí. Mi respuesta fue: "Ahora sí que me voy"... abrí la puerta y, cuando iba a salir, me cogió del brazo y me dijo que no me iba. Yo le dije que sí... y ella -tirando de mi brazo hacia ella- me dijo que no, que no me iba a ir... Entonces yo, que no podía decir nada porque me hubiera puesto a llorar en ese mismo momento, cerré la puerta y miré al lado contrario de donde ella estaba.

No quería verla, no quería que me viera, no quería decir nada... pero tampoco quería enfrentarme a ella (ni me sentía con fuerzas para hacerlo)... y, en el fondo, tampoco quería irme... lo que realmente quería era abrazarla toda la noche... pero, a pesar de necesitarla, sentía una profunda herida... Me había mentido, otra vez.

Me preguntó si estaba bien y le dije que sí. Obviamente, no era verdad... pero a preguntas tontas, respuestas idiotas... "¿Sí? ¿Estás bien? No lo parece. Mírame a los ojos y dime que estás bien", me dijo. No la miré, no dije nada. Le pedí un par de veces que me dejara irme... y me decía que no quería que me fuese, que "si quieres irte y dejar esto así, yo no puedo impedírtelo" y demás cosas similares. Creo que a la cuarta o quinta vez le dije que me iba, que ya nos veríamos...

Abrí la puerta y, antes de que yo saliera para entrar en mi coche, ya estaba saliendo ella. Iba decidida a entrar y pirarme de ese sitio, pero me dijo "ven..." y, a pesar de negarme, vino hacia mí y me abrazó... y me dejé abrazar... y así estuvimos casi media hora... y me susurró un "lo siento"... Nos abrazamos... me abrazó fuerte, muy fuerte, más fuerte que nunca... se enredó en mi cuello (aún no sé cómo xD), en mi cintura... me besó por la cabeza, por la espalda, por los hombros... La cogí de las manos y la traje hacia mí... y nos sentimos... nos sentimos respirar... y nos sentimos latir... y pocas veces se cortó el silencio en ese largo abrazo:

Gurbi: ¿Sabes que te quiero?
Yo: ... -me acurruqué en su cuerpo mientras negaba con la cabeza-
Gurbi: Pues te quiero... Te quiero.

Y volvió a abrazarme fuerte... y le dije que siempre pienso que no va a volver a abrazarme... y me dijo que nunca habría un último abrazo, que esto nunca se acabaría porque ella no quería que se acabara... Y volvió a pedirme que le mirase a los ojos y volví a impedirlo... y me acarició... la cabeza, la espalda, los brazos, las manos...

Esta vez era ella la que no quería separarse... Me solté de ella y me abrazó por la espalda (uf) y me hablaba al oído... Le decía que no la abrazaría más y, sin decir nada, me abrazaba... y le decía que me dejaba que ella lo hiciera pero que no lo iba a hacer yo y, de nuevo sin decir nada, cogió mis brazos y los puso en su espalda... y entonces la aciricié y suspiramos abrazándonos...

Pero, como todo en la vida, los abrazos también se acaban... y se acabó. Y cada una a su casa.

3. Después de eso, no nos hemos vuelto a ver... Apenas hemos hablado por el MSN, pero volvimos a discutir esas pocas veces. Se pone celosa si le nombro a alguien y no lo reconoce, pero "contraataca" nombrando a algún tío (cosa que me saca de quicio). También hemos hablado por teléfono y más de lo mismo... acabé llorando (y esta vez sí: por su culpa)... y fue ella la que me dijo que no podíamos seguir así, que me tomase un tiempo y le avisara cuando decidiera que podía estar sin tomarme a mal todo lo que dijera.

Hemos estado unos días sin saber nada la una de la otra. Hemos quedado para vernos y... no sé con qué panorama me voy a encontrar. Espero que esté bien, porque esta última semana ha sido -según me ha dicho- algo complicada (nada que ver conmigo)... y las últimas veces que hemos hablado por SMS (aunque parecían más bien telegramas) ha estado un poco borde y sosa. En fin, ya veremos.

Publicado por EstherM1A9P8P9 @ 14:57
Comentarios (3)  | Enviar
 
Creative Commons License
Mi alma escrita by EstherM1A9P8P9 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.